¿Cómo piensa Magdalena que me corrompió el Gobierno?

11


 

 ¿Cómo piensa Magdalena que me corrompió el Gobierno? ¿Me llamó por ejemplo el Jefe de Gabinete  y me dijo: “Tengo 10 millones de dólares para usted si empieza a hablar bien de nosotros”?

 ¿Magdalena, al denunciarme ante cientos de miles de oyentes y de un candidato presidencial como un periodista capaz de condenar su conciencia por ese dinero (en realidad no se cuál es la cifra que maneja ella), pensó que el camino es ése? A lo mejor fue la Presidenta en persona.

 ¿Cuál es la entidad que me asignaban al momento de comprarme? Porque para lo que soy también alcanzaba con un Diputado. Ahora bien, el que me compró, ¿Cómo maneja los 10 millones de dólares que según Clarín(autor del correo electrónico que me acusaba de haber recibido esa cifra), me pagó? ¡De cuánto más dispone? Si lo tiene tan a mano, ¿Cuánto saca para él?

 ¿La Presidenta le dice: ´Guardame´? ¿”¿Cuánto?”, le responderán? Si tienen esos dineros así, en cajas donde van y meten la mano hasta donde quieren, ¿Cómo no se matan entre ellos? ¿Cuántos tienen acceso a ese dinero? ¿Para qué tanto lío con las pautas publicitarias?  ¿Si hay un dinero que te quieren dar (43 millones Magdalena, si ésa es la plata que da vueltas en tu cabeza, es más de lo que recibe un diario en todo el año)  llaman al capo del diario y se lo dan como me lo dieron a mi? ¿Para qué vas a manejarte con órdenes de publicidad? ¡Y todo eso que se puede ver! La guita la sacás del mismo tanque o caja o piecita que el jefe de Gabinete tiene al fondo, atrás de su oficina, y se lo das.

 Chau, ¿Para qué tanto macaneo que las ONG que tienen Clarín adentro andan denunciando a cada rato? Como se reirán, ¿no Magdalena?, todas las mañanas cuando me escuchan diciendo lo que ellos me dicen que diga en la radio y en Bajada de Línea? ¿”Tan principista era el tipo y tiene precio como todos, ¿viste?”, comentarán entre ellos?

 Y conmigo les alcanza porque si te fijás en las cuatro o cinco radios de vanguardia no hay ningún otro que haya aceptado, es evidente.Tampoco con diez palos dólar te comprás a cualquiera, claro.

 En otros capítulos(el de hoy es una catarsis que me hago como regalito de cumpleaños)responderé lo que me preguntan tanto: ¿Cómo no le dije nada? ¿Por qué me quedé manso? ¿Había o no algún antecedente? ¿Por qué acepté hacer los reportajes? ¿Sabía que me esperaba con el cuchillo bajo el poncho? ¿Alfonsín qué hizo? ¿Se habían puesto de acuerdo en hacerme la cama?

 Diré también una verdad que nunca pensé que sería capaz de confesar ni por toda la plata del Gobierno: lo único que no me puedo quitar de la cabeza es la toma de atrás de la cámara. Con lo que cuido que no se note la pérdida de algunas chapas vine a ser denunciado el mismo día por corrupto y pelado. Definitivamente…a uno le dan ganas de balearse en un rincón.

Víctor Hugo

*Columna exclusiva para la web del domingo 26/12/2011